Aquila non capit muscas. «¿Quién extermina al exterminador?».

Los Gordon Riots, ilustrados por Seymour Lucas

Las «Gordon riots», ilustradas por Seymour Lucas.

Publicada ayer en Vice.com una nueva edición de mi columna, «Aquila non capit muscas»,  con reseñas de La facción caníbal, el nuevo ensayo de Servando Rocha, y Bello como una prisión en llamas, de Julius Van Daal:

«Mientras no diga las palabras solo es un sueño. Diciéndolo lo convierto en realidad. Me asusta el querer matar a un ser humano». Comprensible aprensión, la que el protagonista de De la vida de las marionetas, de Bergman, confiesa a su psicoanalista. Todos llevamos un asesino potencial realquilado en el subconsciente. Ese “asesino dentro de mí” del que hablaba Jim Thompson, taponado para que no escape. El homicida mental. Mi imaginación, sin ir más lejos, cada día deja un saldo de al menos cinco o seis cadáveres cuando se pone a ello. ¡Hay tanto indeseable del que dar cuenta! También tengo la teoría del Genocidio Zombie. ¿No responde el éxito de las películas de muertos andantes a su metafórica amplificación de lo gustosamente que el espectador aniquilaría a buena parte de la población al grito de “más sitio para aparcar”?».

Leer columna completa en Vice.com→

Jaime Gonzalo.

 

Deja un comentario