EL DISPENSADOR ORGÓNICO #33

El Dispensador Orgónico

Esta semana: «New York is killing me»

Gil Scott-HeronI'm new here

Triste y rabioso, así me siento. La noche se cierne afuera, la botella se vacía dentro. ¿Qué hora es? Habrá que intentar dormir, pero a ver cómo apago ahora el cerebro. Un último petardo, una última copa, una última canción con sabor a marcha fúnebre… «New York is killing me». Me están matando a mí tantas cosas… y lo que es peor, lo hacen tan lentamente. «Ten piedad, Señor, ten piedad de mi», grazna Scott-Heron desde el último disco que grabó en vida. Y me pregunto qué hará ahora, qué tal se estará muerto, qué clase de vida es esta que mata, qué mierda de Dios es ese.

© 2012 Jaime Gonzalo.

3 pensamientos en “EL DISPENSADOR ORGÓNICO #33

  1. JordiMB

    Jaime, creo que no soy el único: aún sin conocerte me preocupas, en serio. Aunque tal vez esa empatía se deba a mi propia tristeza y rabia, todos llevamos algo así dentro a veces. No tengo solución para ti, ya que ni siquiera la tengo para mi. Escuchemos, ¿qué más nos queda?

    Responder
  2. juliodf

    La vida mata, Jaime….siempre lo hemos sabido…ocupamos tiempo y energías en eludir la concluyente realidad pero….esta mala puta siempre se impone….todo es en vano, todo desaparece, nada es verdad….todo está permitido, pues….la musica, la literatura, el cine, las drogas….no nos salvarán de nada….pero nos tienen distraídos….ya es algo….ánimo, hombre…aunque la lucidez que dan los años sea una vieja cruel….Seguimos…..

    Responder

Deja un comentario